POR QUÉ SE NOS PONE LA PIEL DE GALLINA (cuento en prosa) (Parramón) (+7)

Fragmento de ¿POR QUÉ SE NOS PONE LA PIEL DE GALLINA? (Parramón) Traducido al catalán. (Si quieres adquirir el libro, pincha aquí: Editorial Parramón, y realiza el pedido)
 
    La otra tarde, Andrea y James vinieron a mi casa para hacer un trabajo en equipo. Cuando más concentrados estábamos, la chistosa de mi hermana Teresa salió del armario dando un enorme aullido: “¡¡¡Auuuuuuuhhh!!!”. La perseguí por el pasillo; pero, como siempre, corrió a refugiarse entre las piernas de mi padre.
   Después volví a la habitación y mis amigos no se habían repuesto aún del susto:
    -Mira, todavía tengo la piel de gallina -dijo Andrea, enseñándonos el brazo-. ¿No es curioso? Todo el brazo se llena de bultitos y los pelos se ponen tiesos. Y digo yo, ¿POR QUÉ SE NOS PONE LA PIEL DE GALLINA?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *