Día del Flamenco

¡Qué flamencos tan flamencos!

 

La flamenca es cantaora

y se arranca a cualquier hora

por fandangos, alegrías,

soleares, bulerías…

 

Bailan al son de sus cantes,

con sus trajes de volantes,

mantones y flores rosas,

tres flamencas salerosas.

 

Se mueven con tantas ganas,

a ritmo de sevillanas,

que al menear sus plumajes

hay un revuelo de encajes.

 

Dos flamencas bisabuelas

repican las castañuelas.

Zapatean un montón,

¡sin zapatos de tacón!

 

¡Cuánto palmea el palmero,

bajo el ala del sombrero,

y rasguea el guitarrista!

¡Qué pandilla tan artista!

 

         Carmen Gil (www.poemitas.org)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *