Teresa de Calcuta

madreteresa
 
TERESA DE CALCUTA PARA NIÑOS
 
Nace la Madre Teresa
un verano que el sol brilla,
en una casa sencilla
de una ciudad albanesa.
 
La música la fascina
y canta que es un primor
─la llaman el ruiseñor─
y toca la mandolina.
 
Le entusiasma la lectura:
leyendo se sube al cielo,
porque es refugio, consuelo,
fantasía y aventura.
 
Y se quiere hacer mayor,
pues sueña constantemente
con ayudar a la gente
y hacer el mundo mejor.
 
Es fuerte su vocación,
así que se marcha un día,
rebosante de alegría,
a la India de misión.
 
La pobreza la desgarra.
Funda una escuela Teresa
sin ni siquiera una mesa
y la tierra por pizarra.
 
Con ideales profundos,
atiende a desamparados,
a niños abandonados,
a enfermos y moribundos…
 
Optimista y testaruda
sale todas las mañanas.
La acompañan las hermanas
y mucha gente la ayuda.
 
Y se entrega aquí y allá
al que en la pobreza vive.
Pero sin duda recibe
mucho más de lo que da.
 
Junto al pobre va a aprender
a obtener felicidad
de la generosidad
y a gozar sin poseer.
 
              Carmen Gil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *